Breve Gramática de Quechua

 
UNIDAD 1
La tipología lingüística del quechua
La oración
Los pronombres personales
Pronombres demostrativos
Sufijos posesivos
La conjugación
Verbo “tener”
Sufijo validador –m / -mi
Pronombres interrogativos
Sufijos de tópico –qa y –ri
Tiempos progresivos
Los sufijos independientes -pas y taq
La negación
 
UNIDAD 2

Sufijos del Sustantivo

Interrogación

Los tiempos

El imperativo

“Tener”

Certezas

De causa

La dirección de la acción verbal: reflexivo, causativo

Propósito diferido

Infinitivo con querer o poder

Discurso reportado

Oraciones subordinadas

Formación de adjetivos y adverbios


UNIDAD 1
§La tipología lingüística del quechua
El quechua es, gramaticalmente, un idioma muy distinto del castellano. Según la terminología lingüística, el quechua es una lengua sufijal y aglutinante, lo cual quiere decir que las palabras se forman mediante la adición a la raíz de múltiples pequeñas partículas llamadas terminaciones o sufijos, que no cambian mayormente su forma al combinarse dentro de una palabra. Por ejemplo:

Wasi

‘casa’

wasi-cha

‘casita’
wasi-cha-yki ‘tu casita’
wasi-cha-yki-chik ‘su casita (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna ‘sus casitas (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna-paq ‘para sus casitas (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna-paq-chá ‘tal vez para sus casitas (de ustedes)’
El ejemplo anterior corresponde a una raíz sustantiva o nominal, pero se puede hacer lo propio con las raíces verbales. Por ejemplo:

qhawa-y

‘mirar’

qhawa-paya-y

‘mirar constantemente, vigilar’
qhawa-paya-chi-y ‘hacer vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-y ‘hacerse vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-y ‘estar haciéndose vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-n ‘él se está haciendo vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-n-ku ‘ellos se están haciendo vigilar’
qhawa-paya-na-chi-ku-chka-n-ku ‘ellos se están haciendo vigilar entre sí’
De esta manera, muchos conceptos que se expresan en castellano mediante muchas palabras, en quechua se expresan en una sola, conformada por múltiples sufijos.

§La oración


Un dato importante con respecto al quechua es que posee un orden oracional de tipo sujeto- objeto-verbo, el mismo que es diferente al del castellano, lengua en la cual, en el orden normal de la oración, el verbo va al medio. Un ejemplo de ello es el siguiente:

Ñuqa t’anta-ta-m muna-ni ‘yo quiero pan’

En ñuqa t’anta-ta-m muna-ni, el orden es el siguiente: ñuqa es el sujeto ‘yo’; t’anta-ta-m es el sustantivo ‘pan’ con una marca de objeto directo que se describe más adelante y una marca de seguridad del hablante también descrita en esta gramática; y, finalmente, muna-ni es el verbo ‘querer’, conjugado en primera persona, que, como vemos, va al final de la oración.

§Los pronombres personales


El quechua posee tres personas gramaticales (primera, segunda y tercera), las mismas que pueden ser expresadas en singular o en plural. Los pronombres del quechua son los siguientes:

singular    
1 Ñuqa ‘yo’
2 Qam ‘tú’
3 Pay ‘él/ella’
plural    
1 Ñuqanchik ‘nosotros (tú y yo, ustedes y nosotros)’
1 Ñuqayku ‘nosotros (pero no tú)’
2 Qamkuna ‘ustedes’
3 Paykuna ‘ellos/ellas’

La primera persona plural tiene dos pronombres distintos: ñuqanchik y ñuqayku, que se traducen por ‘nosotros’, pero que no son equivalentes. Ñuqanchik, llamado también “nosotros inclusivo” o “cuarta persona”, significa exactamente ‘tú y yo’ o ‘ustedes y nosotros’. Ñuqayku, llamado también “nosotros exclusivo”, significa exactamente ‘nosotros pero no tú o ustedes’. Así, si un peruano le dice a otro peruano “nosotros somos peruanos”, el oyente sabe que el sentido de ese enunciado es “tanto tú como yo somos peruanos”; pero si llegara un tercer personaje, de nacionalidad ecuatoriana, y uno de los otros dos repitiera la frase, el ecuatoriano sabría que el sentido del enunciado vertido por el peruano es “nosotros y no tú somos peruanos”. Es justamente esa distinción la que se expresa con ñuqanchik y ñuqayku.

Otra diferencia importante con respecto al castellano es que en el quechua no existe distinción de género y, por lo tanto, pay significa tanto ‘ella’ como ‘él’; mientras que paykuna puede significar ‘ellas’ o ‘ellos’.


§Pronombres demostrativos
Los pronombres demostrativos del quechua son los siguientes:

Kay este, esta, esto
Chay ese, esa, eso
chaqay, haqay aquel, aquella, aquello

Estos pronombres, como todos los adjetivos, no varían nunca su forma. Hay que mencionar que a partir de estos pronombres, mediante los sufijos de caso, se pueden formar diferentes adverbios de lugar. Por ejemplo:

Kaypi ‘aquí’
Chaypi ‘allí’
Chaqaypi ‘más allá’
Chaymanta ‘luego’
kayhina, khayna ‘de está manera’
chayhina, chhayna ‘así’

§El plural de los sustantivos


El plural en quechua es muy sencillo: basta colocar el sufijo –kuna, sea cual sea la forma de la palabra. Por ejemplo: allqukuna ‘perros’, urqukuna ‘cerros’. Cuando la palabra contiene un sufijo posesivo, el sufijo –kuna se coloca después de este. Por ejemplo:

wasi-y-kuna ‘mis casas’
wasi-yki-kuna ‘tus casas’
wasi-n-kuna ‘sus casas (de él / de ella)’
Otro asunto a recordar es que el plural solo se expresa una vez. Cuando ya existe otra palabra que implica pluralidad, no se usa el sufijo –kuna. Por ejemplo:
achkha runa ‘muchas personas’
tawa allqu ‘cuatro perros’
waranqa sach’a ‘mil árboles’.

§Sufijos posesivos

En quechua, se puede añadir a cualquier sustantivo sufijos que indican el poseedor. Hay un sufijo por cada persona gramatical. Los sufijos son los siguientes:

(ñuqap) wasi-y ‘mi casa’
(qampa) wasi-yki ‘tu casa’
(paypa) wasi-n ‘su casa (de él o ella)’
(ñuqanchikpa) wasi-nchik ‘nuestra casa (de ti y de mí)’
(ñuqaykup) wasi-yku ‘nuestra casa (pero no de ti)’
(qamkunap) wasi-ykichik ‘su casa (de ustedes)’
(paykunap) wasi-nku ‘su casa (de ellas o ellos)’

En el cuadro, entre paréntesis, aparecen los pronombres correspondientes, acompañados del sufijo genitivo –p / –pa ‘de’. Por tanto, ñuqa-p wasi-y significa literalmente ‘de mí mi casa’.

§Sufijos de caso vistos en esta unidad


Los sufijos o terminaciones de caso desempeñan en el quechua la función que cumplen las preposiciones en el castellano. Es decir, indicar el rol que una palabra cumple en una oración determinada: si es circuntancial de lugar, de dirección, de modo, de compañía, etc. Como veremos, en quechua, los sufijos de caso acompañan a las palabras que desempeñan la función de objetos directos, indirectos y sujetos (en el caso del sujeto, el sufijo es nulo). Los sufijos de caso que se ven en esta unidad son los siguientes, con sus correspondientes nombres técnicos:


NOMINATIVO

Sufijo: (vacío)
El caso nominativo sirve para indicar el sujeto de la oración. Este caso no tiene un sufijo, por lo que es el caso por defecto de todo sustantivo.


• was i - ‘la casa’
• Carlos - purichkan ‘Carlos está caminando’
• Pedro - -qa kaypim ‘Pedro está aquí’.

GENITIVO

Sufijo: -p / -pa ‘de’
Este sufijo indica el poseedor. Tiene dos formas. Se usa una –p después de una palabra que termina en vocal; se usa –pa después de una palabra que termina en consonante.


• wasi-p ‘de la casa’
• quyllur-pa ‘de la estrella’
• Carlos-pa wasi-n ‘(su) casa de Juan’

LOCATIVO

Sufijo: -pi ‘en’

Este sufijo indica la ubicación en un lugar.
wasi-pi ‘en la casa’
• ñuqa Trujillo-pi-m tiya-ni ‘Yo vivo en Trujillo’

ACUSATIVO

Sufijo: -ta ‘a’

Este sufijo indica el objeto directo de la oración o el punto de llegada cuando se trata de un verbo de movimiento, como ir. Hay que advertir

• wasi-ta ‘a la casa’
• Carlos-ta rikuchkani ‘yo estoy viendo a Carlos’
• lapiz-ta munani ‘quiero un lápiz’ *
• wasiyki-ta risun ‘vamos a tu casa’
* Hay que advertir que en castellano, cuando el objeto directo es una cosa, no se emplea la preposición a. En quechua, en cambio, siempre es necesario usar el sufijo –ta.

ABLATIVO

Sufijo: -manta ‘de, desde, después de’

Este sufijo indica el punto de origen o el punto de partida, tanto en el espacio como en el tiempo.

• wasi-manta ‘desde la casa’
• chay p’unchaw-manta ‘después de ese día’
• may-manta-m hamu-nki? ‘¿de dónde vienes?, ¿desde dónde vienes?’

INSTRUMENTAL

Sufijo: -wan ‘con, mediante, en compañía de’

Este sufijo indica el instrumento o la compañía con la que se realiza la acción.
• wasi-wan ‘con la casa’
• chay runakuna-wan ‘con esas personas’
• pi-wan-taq hamuchkanki? ‘¿con quién vienes?’

§ La conjugación

La conjugación de los verbos en quechua es siempre regular y, por ello, resulta sencilla para el aprendiz, ya que hay un solo modelo de conjugación para todos los verbos, a diferencia del castellano, cuya conjugación puede variar casi por completo de un verbo a otro. A continuación, veamos la conjugación de los verbos tiyay ‘vivir’ y kay ‘ser’.

Verbo tiyay

Ñuqa tiya-ni ‘yo vivo’
Qam tiya-nki ‘tú vives’
Pay tiya-n ‘él/ella vive’
Ñuqanchik tiya-nchik ‘(todos) nosotros vivimos’
Ñuqayku tiya-yku ‘nosotros vivimos (pero no tú)’
Qamkuna tiya-nkichik ‘ustedes viven’
Paykuna tiya-nku ‘ellos viven’
Verbo kay
Ñuqa ka-ni ‘yo soy’
Qam ka-nki ‘tú eres’
Pay-mi ‘él/ella es’
Ñuqanchik ka-nchik ‘(todos) nosotros somos’
Ñuqayku ka-yku ‘nosotros somos (pero no tú)’
Qamkuna ka-nkichik ‘ustedes son’
Paykuna ka-nku ‘ellos son’

]Nótese que en el caso de la conjugación de la tercera persona pay ‘él/ella’ del verbo kay, hay una pequeña excepción. Nunca se dice pay kan, que sería lo esperable. En lugar de ello se usa el sufijo afirmativo –m / -mi. La razón es que kan sólo se usa con el significado ‘hay’. Por ejemplo:

Kaypi huk runam kan ‘aquí hay una persona’
Mesaypi achkha librom kan ‘en mi mesa hay muchos libros’
• Ñuqapmi huk amigoy kan
‘yo tengo un amigo’ (literalmente, ‘de mí mi amigo hay’)

§ Verbo “tener”
En quechua no existe un verbo que signifique “tener”. Sin embargo, hay dos maneras de expresar una idea equivalente.
En primer lugar, para expresar ese sentido, debemos recurrir al empleo de los sufijos posesivos y del verbo kay ‘ser’ en la tercera persona impersonal, kan, que se traduce como ‘hay’ (véase

§ Estos son algunos ejemplos:

Ñuqa-p carro-y-mi ka-n ‘yo tengo un carro’ (lit. ‘de mí mi carro hay’)
Qam-pa wasi-yki ka-n-mi ‘tú tienes una casa’ (lit. ‘de ti tu casa hay’)
Pay-pa-m iskay wawqi-n ka-n ‘él tiene dos hermanos’ (lit. ‘de él sus dos hermanos hay’)

La otra manera recurre al sufijo –yuq ‘el que tiene’ más el verbo kay ‘ser’ en su forma conjugada. He aquí los ejemplos equivalentes al cuadro anterior.

Ñuqa carro-yuq-mi ka-ni ‘yo tengo un carro’ (lit. ‘yo soy el que tiene carro’)
Qam wasi-yuq-mi ka-nki ‘tú tienes una casa’ (lit. ‘tú eres el que tiene carro’)
Pay iskay wawqi-yuq-mi ‘él tiene dos hermanos’ (lit. ‘él es el que tiene dos hermanos’)


En esta última construcción, dado que el verbo kay aparece en su forma conjugada, en la tercera persona solo se coloca el sufijo validador –mi.

§ Sufijo validador –m / -mi

La terminación –m / -mi se llama sufijo validador o evidencial. Lo que este sufijo añade al sentido de la oración es que el hablante tiene certeza con respecto a lo que dice, ya que lo ha visto directamente y, por tanto, constituye información de primera mano. Por ello, lo empleamos cuando hablamos con certeza sobre los hechos.

Este sufijo tiene dos formas. Si la palabra termina en vocal, el sufijo se realiza como –m; mientras que, si la palabra termina en consonante, la realización del sufijo es –mi.

• Ñuqa Carlos-mi kani ‘yo soy Carlos’
• Ñuqa Pedro-m kani ‘yo soy Pedro’

Dado que, como ya señalamos, el verbo kay ‘ser’ no se emplea en tercera persona, este sufijo puede hacer las veces del verbo ser.

• Carlos Huancayomanta-m ‘Carlos (es) del Cuzco’
• Pay yachachiq-mi ‘él (es) profesor’


Finalmente, hay que señalar que el sufijo –mi se puede colocar, teóricamente, sobre cualquier palabra de la oración. Por ello, se coloca sobre la palabra más importante, aquella que se quiere resaltar; a esto se le llama el foco de la oración. Por ejemplo:


• Carlos-mi kunan t’antata mikhun ‘Es Carlos quien come pan ahora’
• Carlos kunan-mi t’antata mikhun ‘Es ahora que Carlos come pan’
• Carlos kunan t’antata-m mikhun ‘Es pan lo que Carlos come ahora’
• Carlos kunan t’antata mikhun-mi ‘Carlos come pan ahora’


Cuando se quiere resaltar la oración en su conjunto, se coloca el sufijo –mi en el verbo, como en el último ejemplo.

§ Pronombres interrogativos

Los pronombres interrogativos del quechua son los siguientes:

Ima ‘qué, cuál’
Pi ‘quien’
May ‘dónde’
Mayqin ‘cuál’
hayk’a ‘cuánto’
hayk’ap ‘cuándo’
Imayna ‘cómo’
Imanaptin ‘por qué’

Para construir una oración interrogativa, estos pronombres deben ir acompañados del sufijo validador –mi o del sufijo conjuntivo –taq. En este último caso, la pregunta se torna más amable o cortés. Por ejemplo:

Imam sutiyki? ‘¿Cuál es tu nombre?’
Imataq sutiyki? ‘¿Cuál es su nombre?’
Pim kanki? ‘¿Quién eres?’
Pitaq kanki? ‘¿Quién es usted?’

Asimismo, a estos pronombres se les pueden añadir los sufijos de caso, para formar nuevos pronombres interrogativos. Por ejemplo:


May-ta-m richkanki? ‘¿Adónde estás yendo?’
May-manta-taq kanki? ‘¿De dónde es usted?’
Ima-man-mi hamunki? ‘¿A qué vienes?’
Hayk’ap-kama-taq qhipakunki? ‘¿Hasta cuándo se queda?’

Al responder estas preguntas, el sufijo validador –mi se coloca sobre la respuesta requerida. Por ejemplo:

May-ta-m richkanki? ‘¿Adónde estás yendo?’
Qusqutam richkani. ‘Estoy yendo al Cuzco’.
• May-manta-taq kanki? ‘¿De dónde es usted?’
Ayacuchomantam kani. ‘Soy de Ayacucho’.
• Ima-man-mi hamunki? ‘¿A qué vienes?’
Watunapaqmi hamuni. ‘Vengo a visitar’.
• Hayk’ap-kama-taq qhipakunki? ‘¿Hasta cuándo se queda?’
Marzo killakamam qhipakuni. ‘Me quedo hasta el mes de marzo’

§ Sufijos de tópico –qa y –ri
Los sufijos de tópico indican aquel elemento de la oración que ya ha sido mencionado o va a ser mencionado y que es el tema de un comentario. Existen dos sufijos: -qa y –ri.
El sufijo –qa se usa en oraciones afirmativas y negativas, preferentemente. No tiene una traducción exacta en español. La mayoría de las veces no es necesario traducirlo; ocasionalmente equivale al artículo determinado (el, la, los, las); en ocasiones sirven traducciones como ‘en cuanto a’, ‘hablando de’, etc. Por ejemplo:
Carlosqa yachachiqmi ‘en cuanto a Carlos, es profesor’
Paytaqa manam riqsinichu ‘a él, del que hablamos, no lo conozco’
Allquqa manam kanchu ‘el perro no está’
Wasipiqa achkha runam ‘en la casa hay muchas personas’

El sufijo –ri se usa también para resaltar un tema, pero con miras a preguntar sobre él. Se puede traducir como ‘y…’, ‘y en cuanto a…’. Le da un matiz de amabilidad y cortesía a la pregunta. Por ejemplo:
Carlosri maypim kachkan? ‘y en cuanto a Carlos, ¿dónde está?’
Pitaq qamri kanki? ‘¿y quién es usted?’
Imataq chayri? ‘¿y qué es eso?’
Maypitaq tiyankiri? ‘¿y dónde vive usted?’
§ Tiempos progresivos
Para formar los tiempos progresivos del verbo se usa el sufijo –chka (pronunciado –sha ó –sya en el Cuzco) entre la raíz y los sufijos de persona. Por ejemplo:
Rikuy ‘ver’ Rikuchkay ‘estar viendo’
Yachay ‘estudiar’ Yachachkay ‘estar estudiando’
yachachiy Enseñar’ yachachichkay ‘estar enseñando’
Kay ‘ser’ Kachkay ‘estar’
Como se ve en el último caso, el verbo kachkay, forma progresiva de kay ‘ser’, se traduce como ‘estar’.
Estos nuevos verbos, formados con el sufijo –chka, se conjugan como los verbos simples. Por ejemplo:
Ñuqa riku-chka-ni ‘yo estoy viendo’
Qam riku-chka-nki ‘tú estás viendo’
Pay riku-chka-n ‘él/ella está viendo’
Ñuqanchik riku-chka-nchik ‘(todos) nosotros estamos viendo’
Ñuqayku riku-chka-yku ‘nosotros estamos viendo (pero no tú)’
Qamkuna riku-chka-nkichik ‘ustedes están viendo’
Paykuna riku-chka-nku ‘ellos están viendo’
§ Los sufijos independientes -pas y taq
Los sufijos -pas y –taq son sufijos que, de alguna forma podrían ser vistos como opuestos. El primero tiene un valor aditivo muy similar al que en castellano tienen las particulas y o también. Por ejemplo, puede verse la oración siguiente:

Chay warmi-m tusu-n taki-n-pas
Esa mujer-val baila-3per canta-3era- aditivo
Esa mujer canta y baila
-pas se puede usar también para construir sujetos compuestos como en Carlos Natipas, que significa “Carlos y Nati”.
Por su parte, el sufijo -taq puede ser traducido al castellano como o, pero, por otro lado. Por ello, se le llama sufijo contrastivo y su uso puede ser visto en esta oración:

Chay warmi-m tusu-n taki-n-taq
Esa mujer-val baila-3per canta-3era- contrastivo
Esa mujer canta o baila

En las interrogaciones, este sufijo también puede ser usado como un medio para enfatizar más nuestra pregunta. Ello se aprecia en el siguiente ejemplo:
May-manta-taq ka-nki?
dónde-de-contrastivo ser-2per
¿De dónde eres?

§ La negación
La negación se hace en quechua empleando la partícula mana, acompañada del validador –m, que significa “no”. Esta partícula se emplea en juego con un sufijo, -chu, que debe acompañar al elemento negado. Ello es explicado con los siguientes ejemplos:
Mana-m yachachiq-chu ka-ni
No-validador profesor-NEG ser-1per
No soy profesor
Mana-m muna-ni-chu
No-validador querer-1per- NEG
No quiero

 
UNIDAD 2

§ El plural de los sustantivos –kuna [43]

El plural en quechua es muy sencillo: se construye aplicándole al sustantivo que se quiere pluralizar el sufijo –kuna, sea cual sea la forma de la palabra, tal como se aprecia en los ejemplos siguientes:

  • wasi     ‘casa’   >          wasi-kuna        ‘casas’
  • allqu     ‘perro’   >         allqu-kuna        ‘perros’

 

Es importante tener presente que el quechua no presenta concordancia de número, como sí ocurre en castellano. Efectivamente, si queremos decir ‘este perro’ diremos kay allqu y si queremos decir ‘estos perros’ diremos kay allqukuna y no kaykuna allqukuna.

Cuando la palabra contiene un sufijo posesivo, el sufijo –kuna se coloca después de este. Por ejemplo:

wasi-y-kuna

‘mis casas’

wasi-yki-kuna

‘tus casas’
wasi-n-kuna ‘sus casas (de él / de ella)’

Otro asunto a recordar es que el plural solo se expresa una vez. Cuando ya existe otra palabra que implica pluralidad, no se usa el sufijo –kuna. Por ejemplo:

achkha runa

‘muchas personas’

tawa allqu

‘cuatro perros’
waranqa sach’a ‘mil árboles’.

§Sufijo diminutivo del sustantivo [31]

Sufijo:  -cha                 ‘equivalente a la forma -ito o -cito del castellano’
El diminutivo en quechua es muy sencillo: basta colocar el sufijo –cha a la raíz sustantiva. Por ejemplo:

  • wasi-cha                                  ‘casita’
  • warmi-cha                                ‘mujercita’
  • allqu-cha                                 ‘perrito’

 

§ Sufijo comparativo del sustantivo [44]

 Sufijo:  –hina               ‘como’

  • allqu-hina         ‘como perro’
  • runa-hina         ‘como persona’

 

§ Sufijo limitativo del sustantivo [42]

 Sufijo:  –kama             ‘hasta, límite en el tiempo y en el espacio’

  • wasi-kama                                          ‘hasta la casa’
  • Kimsa ura-kama                                  ‘hasta las tres’

Interrogación

§Pronombres interrogativos [1]

Los pronombres interrogativos del quechua son los siguientes:

 

Ima

‘qué, cuál’

Pi

‘quien’

May

‘dónde’

Mayqin

‘cuál’

hayk’a

‘cuánto’

hayk’ap

‘cuándo’

Imayna

‘cómo’

Imanaptin

‘por qué’

Para construir una oración interrogativa, estos pronombres deben ir acompañados del sufijo validador –mi o del sufijo conjuntivo –taq. En este último caso, la pregunta se torna más amable o cortés. Por ejemplo:

  • Imam sutiyki?            ‘¿Cuál es tu nombre?’
  • Imataq sutiyki?           ‘¿Cuál es su nombre?’
  • Pim kanki?                 ‘¿Quién eres?’
  • Pitaq kanki?               ‘¿Quién es usted?’

Asimismo, a estos pronombres se les pueden añadir los sufijos de caso, para formar nuevos pronombres interrogativos. Por ejemplo:

  • May-ta-m richkanki?                           ‘¿Adónde estás yendo?’
  • May-manta-taq kanki?                        ‘¿De dónde es usted?’
  • Ima-man-mi hamunki?                       ‘¿A qué vienes?’
  • Hayk’ap-kama-taq qhipakunki?          ‘¿Hasta cuándo se queda?’

Al responder estas preguntas, el sufijo validador –mi se coloca sobre la respuesta requerida. Por ejemplo:           

  • May-ta-m richkanki?                                      ‘¿Adónde estás yendo?’
    • Qusqutam richkani.                            ‘Estoy yendo al Cuzco’.
  • May-manta-taq kanki?                                   ‘¿De dónde es usted?’
    • Ayacuchomantam kani.                     ‘Soy de Ayacucho’.
  • Ima-man-mi hamunki?                                   ‘¿A qué vienes?’
    • Watunapaqmi hamuni.                      ‘Vengo a visitar’.
  • Hayk’ap-kama-taq qhipakunki?                     ‘¿Hasta cuándo se queda?’
    • Marzo killakamam qhipakuni.                       ‘Me quedo hasta el mes de marzo’

 

§Oraciones interrogativas con –chu [32]


Las oraciones interrogativas de respuesta afirmativo-negativa se construyen en quechua con el sufijo –chu acompañando al elemento por el cual se pregunta. Es importante tener presente que el sufijo –chu equivale a la entonación de pregunta que le damos a las oraciones en castellano.

Hamu-nki                ‘vienes’                   >     Hamu-nki-chu?               ‘¿vienes?’ 
  • Arquitecto ka-nki     ‘eres arquitecto’     >     Arquitecto ka-nki-chu?    ‘¿eres arquitecto?’
 

Los tiempos

§

§ Tiempo Pasado experimentado –rqa [36]

Usamos este tiempo cuando queremos hablar de hechos pasados de los cuales hemos sido testigos directos; por eso lo llamamos pasado experimentado. Se construye introduciendo el sufijo –rqa entre la raíz y la terminación del verbo en presente.

Verbo tiyay

 

Ñuqa tiya-rqa-ni

            ‘yo vivía’

Qam tiya-rqa-nki

            ‘tú vivías’

Pay tiya-rqa-n

            ‘él/ella vivió’

Ñuqanchik tiya-rqa-nchik

            ‘(todos) nosotros vivíamos’

Ñuqayku tiya-rqa-yku

            ‘nosotros vivíamos (pero no tú)’

Qamkuna tiya-rqa-nkichik

            ‘ustedes vivían’

Paykuna tiya-rqa-nku

            ‘ellos vivieron’

Verbo kay

Ñuqa ka- rqa-ni

‘yo era’

Qam ka-rqa-nki

‘tú eras’

Pay-mi ka-rqa-n

‘él/ella era’

Ñuqanchik ka-rqa-nchik

‘(todos) nosotros eramos’

Ñuqayku ka-rqa-yku

‘nosotros eramos (pero no tú)’

Qamkuna ka-rqa-nkichik

‘ustedes eran’

Paykuna ka-rqa-nku

‘ellos eran’

§ Tiempo pasado no experimentado –sqa [41]

Usamos este tiempo cuando queremos hablar de hechos pasados de los cuales no hemos sido testigos directos; por eso lo llamamos pasado no experimentado. Este tiempo se usa, por ejemplo, para contar mitos, cuentos y leyendas. Se construye introduciendo el sufijo –sqa entre la raíz y la terminación del verbo en presente.

En el castellano andino, el significado de este sufijo se plasma muy bien en la forma dice. Cuando esta forma del pasado es usada con la primera persona, adopta el valor de presunción o expresa lo que otros piensan del hablante: “dicen que yo...” 

Verbo tiyay

 

Ñuqa tiya-sqa-ni

            ‘yo vivía (dicen)’

Qam tiya-sqa-nki

            ‘tú vivías (dicen)’

Pay tiya-sqa-n

            ‘él/ella vivió (dicen)’

Ñuqanchik tiya-sqa-nchik

            ‘(todos) nosotros vivíamos (dicen)’

Ñuqayku tiya-sqa-yku

            ‘nosotros vivíamos (pero no tú) (dicen)’

Qamkuna tiya-sqa-nkichik

            ‘ustedes vivían (dicen)’

Paykuna tiya-sqa-nku

            ‘ellos vivieron (dicen)’

 

Ñuqa ka- rqa-ni

‘yo era (dicen)’

Qam ka-rqa-nki

‘tú eras (dicen)’

Pay-mi ka-rqa-n

‘él/ella era (dicen)’

Ñuqanchik ka-rqa-nchik

‘(todos) nosotros eramos (dicen)’

Ñuqayku ka-rqa-yku

‘nosotros eramos (pero no tú) (dicen)’

Qamkuna ka-rqa-nkichik

‘ustedes eran (dicen)’

Paykuna ka-rqa-nku

‘ellos eran (dicen)’

 

El imperativo

 

§ Conjugación de imperativo [38]

Para dar ordenes o pedir algo en quechua es necesario conjugar los verbos en el modo imperativo. Las formas del verbo en imperativo son las siguientes:

mikhu-y                        ‘¡come!’

mikhu-y-chik                ‘¡coman!’

Nótese que la marcha –chik es la misma forma del plural que encontramos en la conjugación de los verbos.

§ Conjugación de imperativo negativo [23]

 Para constuir un imperativo negativo, del tipo ‘no hagas tal cosa’ debemos hacer uso de la forma Ama, acompañada del negativo –chu que debe modificar al verbo en imperativo que se niega.

Ama mikhu-y-chu                     ‘¡no comas!’

Ama mikhu-y-chik-chu             ‘¡no coman!’

 

“Tener”

En quechua no existe un verbo que signifique “tener”. Sin embargo, hay dos maneras de expresar una idea equivalente.

En primer lugar, para expresar el sentido de “tener”, debemos recurrir al empleo de los sufijos posesivos y del verbo kay ‘ser’ en la tercera persona impersonal, kan, que se traduce como ‘hay’ (véase §). Estos son algunos ejemplos:

  • Ñuqa-p carro-y-mi ka-n                    ‘yo tengo un carro’ (lit.  ‘de mí mi carro hay’)
  • Qam-pa wasi-yki ka-n-mi                 ‘tú tienes una casa’ (lit. ‘de ti tu casa hay’)
  • Pay-pa-m iskay wawqi-n ka-n          ‘él tiene dos hermanos’ (lit. ‘de él sus dos hermanos hay’)

[35] La otra manera de expresar una idea que signifique “tener” recurre al sufijo –yuq ‘el que tiene’ más el verbo kay ‘ser’ en su forma conjugada. He aquí los ejemplos equivalentes al cuadro anterior.

  • Ñuqa carro-yuq-mi ka-ni               ‘yo tengo un carro’ (lit.  ‘yo soy el que tiene carro’)
  • Qam wasi-yuq-mi ka-nki              ‘tú tienes una casa’ (lit. ‘tú eres el que tiene carro’)
  • Pay iskay wawqi-yuq-mi               ‘él tiene dos hermanos’ (lit. ‘él es el que tiene dos hermanos’)

 

En esta última construcción, dado que el verbo kay aparece en su forma conjugada, en la tercera persona solo se coloca el sufijo validador –mi.

§ Intensificador de la afirmación –má [34]

-ma es un sufijo de un valor expresivo muy alto. Es muy empleado cuando el hablante quiere enfatizar alguna de sus afirmaciones. Si bien no encuentra un correlato en el castellano podríamos traducirlo como ‘de todas maneras’

  • sumaq    ‘bonito’                  > sumaqmá       ‘de todas maneras, definitivamente, bonito’
  • aripuni    ‘ciertamente   ’      > aripuni       ‘detodas maneras, ciertamente sí’

Certezas

§ Sufijo validador afirmativo –si/-s [39]

A diferencia de la terminación –m / -mi, la marca –si/-s añade al sentido de la oración la información de que el hablante no tiene certeza con respecto a lo que dice, ya que no lo ha visto directamente y, por tanto, constituye información de segunda mano. Por ello, lo empleamos cuando hablamos de hechos míticos o históricos, o de cosas que nos contaron otros.

Este sufijo tiene dos formas. Si la palabra termina en vocal, el sufijo se realiza como –s; mientras que, si la palabra termina en consonante, la realización del sufijo es –si.

  • Pay Carlos-si                ‘dicen que él es Carlos’
  • Pay Pedro-s                  ‘dicen que él es Pedro’

Finalmente, hay que señalar que el sufijo –si se puede colocar, teóricamente, sobre cualquier palabra de la oración. Por ello, se coloca sobre la palabra más importante, aquella que se quiere resaltar; a esto se le llama el foco de la oración. Por ejemplo:

  • Carlos-si kunan t’antata mikhun                    ‘Es Carlos, dicen, quien come pan ahora’
  • Carlos kunan-si t’antata mikhun                    ‘Es ahora, dicen, que Carlos come pan’
  • Carlos kunan t’antata-s mikhun                     ‘Es pan, dicen, lo que Carlos come ahora’
  • Carlos kunan t’antata mikhun-mi                   ‘Carlos, dicen, come pan ahora’

Cuando se quiere resaltar la oración en su conjunto, se coloca el sufijo –si en el verbo, como en el último ejemplo.

§ El sufijo independiente certitudinal –puni [37

Este sufijo puede traducirse como ‘ciertamente, con toda certeza’ y es muy usado en la lengua quechua. Cuando alguien quiere dar total fe de lo que está diciendo el emplear –puni es una muy buena estrategia. 
Ari-puni-m                               ‘sí, ciertamente, con total certeza’
Ñuqa-puni-m hamuni                 ‘yo voy con total certeza’

De causa

§ Sufijo de causa [33]

Sufijo:  -rayku              ‘por (causa)’
Este sufijo indica la causa por la cual ocurre algo

  • chay-rayku                                          ‘por eso’
  • ima-rayku                                            ‘¿por qué?’

La dirección de la acción verbal: reflexivo, causativo

§ Sufijo reflexivo –ku [40]

En el castellano poseemos pronombres reflexivos (me, te, se, etc.), los mismos que sirven para indicar que la consecuencia de la acción descrita por el verbo recae sobre el sujeto. Pues bien, dicho valor  se expresa en quechua mediante el recurso al sufijo –ku, que se coloca entre la raíz del verbo y las marcas de conjugación. Un ejemplo de ello se aprecia en las siguientes oraciones:

  • Ñuqa maqa-ku-rqa-ni                ‘yo me golpeé’
  • Pay arma-ku-rqa-n                   ‘él se bañó’

§ Sufijo reciproco –naku [24]

El sufijo reciproco –naku se comporta de forma muy similar a –chi, es decir aparece entre la raíz del verbo y las partículas de conjugación. Pero su valor semántico es distinto: expresa que la acción es realizada de manera mutua por dos o más personas. Por ejemplo:

  • Paykuna much’a-naku-rqa-nku              ‘ellos se besaron (uno a otro)’
  • Rima-naku-y-chik                                 ‘¡háblense (uno a otro)!’

§ Sufijo causativo –chi [45]

El sufijo –chi se añade a las raíces verbales cambiándoles el sentido. Efectivamente, cuando este sufijo aparece el sujeto del verbo no es el que realiza la acción expresada por la raíz sino el que causa que otro la haga o experimente, por ello su nombre de causativo. En castellano se puede traducir con el valor de ‘hacer que otro haga tal cosa’.
El sufijo -chi es muy importante en el quechua y tiene un uso muy difundido. Ejemplos de ello son los siguientes:

  • Ñuqaqa  runasimi-ta yachani                             ‘yo sé quechua’

      En causativo sería:
Ñuqaqa Carlos-ta runasimi-ta yacha-chi-ni          ‘yo hago que Carlos sepa quechua’, o mejor,
’yo le enseño quechua a Carlos’

  • Ñuqaqa sara-ta mikhuni                                    ‘yo como maíz’

     En causativo sería:
Ñuqaqa wallpa-ta sara-ta mikhu-chi-ni                            ‘yo hago que la gallina coma maíz’, o mejor,
‘yo alimento a la gallina’

§ Conjugación de interacción [28]

En el quechua es necesario aprender un sistema de conjugación en la cual se expresan las interacciones entre personas. Este sistema de conjugación es presentado a continuación:

1-2   qhawa-yki                            ‘te miro’
       qhawa-yki-chik                     ‘los miro a Uds’
       qhawa-yki-ku                        ‘te miramos’
       qhawa-yki-chik-ku                 ‘los miramos a Uds’
2-1   qhawa-wa-nki                       ‘me miras’
       qhawa-wa-nki-chik                ‘me miran Uds’
       qhawa-wa-nki-ku                   ‘nos miras’
       qhawa-wa-nki-chik-ku            ‘nos miran Uds’
3 -1  qhawa-wa-n                          ‘me mira’
       qhawa-wa-n-ku                     ‘me miran’
3-2   qhawa-su-nki                        ‘te mira’
       qhawa-su-nki-chik                 ‘los mira a Uds’
       qhawa-su-nki-ku                   ‘te miran’
       qhawa-su-nki-chik-ku            ‘los miran a Uds’
3-4   qhawa-wa-nchik                    ‘nos mira’
       qhawa-wa-nchik-ku               ‘nos miran’

 

Propósito diferido

§ Construcción de propósito diferido -na-paq [19]

Cuando queremos expresar que realizamos una acción como medio para alcanzar otra, es decir, no como un fin en si misma, estamos ante oraciones de propósito indiferido. En quechua esta construcción se hace añadiéndole al verbo los sufijos –na y –paq, y colocando entre ambos la concordancia de sujeto, que se establece mediante las marcas de concordancia. Ejemplos:

  • Ñuqaqa tusu-na-y-paq hamurqani                                 ‘vine para bailar’
  • Qamqa mikhu-na-nki-paq galleta-ta rantirqanki ‘tú compraste galletas para que
                                                                                      tú comieras’

Infinitivo con querer o poder

§ Construcción infinitiva –y-ta [21]

La construcción infinitivo –y-ta se usa con verbos como querer o poder decir ‘quiero comer’ o ‘quiero dormir’, tal como ocurre en castellano, lengua en la que también podemos decirlo. En quechua, los infinitivos deben ir acompañados de la marca de objeto directo -ta, tal como se aprecia en los ejemplos, donde –y es la marca de infinitivo (el equivalente a la –r del español):

  • Mikhu-y-ta munani        ‘quiero comer’
  • Puñu-y-ta munani         ‘quiero dormir’
  • Mikhu-y-ta atini             ‘puedo comer’
  • Puñi-y-ta atini               ‘puedo dormir’

Nótese que en quechua el orden de las palabras es el inverso al del castellano.

Discurso reportado 

§ Construcción de discurso reportado nispa nin [22]

  Tal como ocurre en otras lenguas, en el quechua existe una estructura destinada a permitirle expresar al hablante que lo que está diciendo ha sido dicho por otra persona. Esta estructura está compuesta a partir del verbo ‘decir’ ni-, que aparece duplicado, en primera instancia como gerundio –spay, luego, conjugado de manera natural.

Así, por ejemplo, para decir mi madre dijo: “María es muy bonita”, se emplearía la siguiente estructura:

  • María ancha sumaqmi, nispa mamay nirqan

Otro ejemplo podría ser:

  • Imam sutinku?’, nispa Carlos nirqan     >    ‘¿Cuáles son sus nombres?’, dijo Carlos

Es importante tener presente que esta estructura del quechua se ha pasado al castellano andino bajo la forma dice diciendo o diciendo dice que son los medios empleados en esa variedad para introducir discurso reportado.  

Oraciones subordinadas

§ El gerundio –spa  [26]

 
El sufijo –spa es el sujifo quechua que sirve para construir los gerundios (es decir, las formas verbales que en castellano terminan en -ando, -iendo). Tal como ocurre en nuestra lengua, el gerundio en quechua sirve para construir oraciones subordinadas:

  • (Dicen que) Siendo ukuku, su hijo era muy fuerte

Ukuku ka-spa, wawa-n-qa ancha kallpa-yuq-si ka-sqa.

pero la peculiaridad de estas oraciones subordinadas es que el sujeto de ambas oraciones es el mismo: así, en el ejemplo, “su hijo” es quien era ukuku y también quien era muy fuerte. Después del gerundio puede usarse la marca de persona posesora
Después del sufijo –pti, es obligatorio usar la marca de persona posesora que concuerde con el sujeto respectivo pero esto no es obligatorio. 

§ El subordinador –pti: [27]

El sufijo –pti es el sujifo quechua que sirve para construir oraciones subordinadas en las que los sujetos son diferentes. Por ejemplo, en la oración de arriba, es la mamá del ukuku (sujeto 1) la que está triste y es el ukuku (sujeto 2) el que le formula la pregunt. Si bien puede traducirse como un gerundio, igual que –spa, siempre los sujetos de ambas oraciones deben ser distintos. A veces la mejor manera de traducir el significado de este sufijo al castellano es mediante las formas cuando o mientras, “cuando (mientras) su mamá estaba triste, el ukuku le preguntó... Después del sufijo –pti, es obligatorio usar la marca de persona posesora que concuerde con el sujeto respectivo.

  • Estando su mamá triste, un día el joven ukuku (dicen que) dijo:

-¿Por qué estás triste, mama?

  • Mama-n llaki-ku-pti-n, huk p’unchaw wayna ukuku ni-sqa:

—Ima-rayku-taq llaki-ku-nki, mamita?

Formación de adjetivos y adverbios

§ Participio pretérito –sqa [25]

Tal como ocurre en castellano, en quechua podemos convertir los verbos a adjetivos. Efectivamente, así como en castellano podemos derivar del verbo amar el adjetivo amado, en quechua podemos obtener a partir del verbo khuyay ‘amar’ la forma khuyasqa ‘amado/a’.

Las formas con el gerudio pueden recibir marcas de posesión, así, por ejemplo:

Khuya-sqa-y                  ‘mi amado/a’
Khuya-sqa-yki               ‘tu amado/a’
Khuya-sqa-n                 ‘su amado/a’ 

§ Sufijo acusativo -ta [29]

Además de usarse con sustantivos para indicar al objeto directo de la oración (ver ACUSATIVO), la terminación o sufijo –ta también se agrega a ciertos adjetivos para modificar o calificar verbos. Se obtiene así adverbios. Por ejemplo, si allin significa ‘bien, bueno’ y modifica sustantivo, allin-ta modifica verbos:

  • Ñuqa allin-ta rimani.                             ‘Yo hablo bien.
  • Ñuqa runasimi-ta allin-ta rimani.            ‘Yo hablo bien quechua.’