Español | Inglés

Anfiteatro Monseñor José Dammert Bellido

El Anfiteatro Monseñor José Dammert Bellido ubicado en las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, es un espacio amplio que cuenta con tecnología y una infraestructura moderna donde se lleva a cabo actividades con fines académicos como eventos, conferencias, lecturas, etc. Este espacio está habilitado para docentes, alumnos, exponentes peruanos y/o extranjeros.    

Anfiteatro Monseñor José Dammert Bellido

 

Características:

 

  • Capacidad de 98 personas.
  • Aire acondicionado.
  • Proyector automático.
  • Ecran con elevador eléctrico.
  • PC y conexión WI-FI
  • Iluminación con diversos escenarios.
  • Conexiones para lap top en las mesas de trabajo.
  • Butacas individuales con un tablero para escribir.
  • Tipos de micrófonos: de mano, solapero y de mesa.

 

Para más información sobre procedimiento, formulario y reglamento comuníquese con la Facultad de Derecho al teléfono 626-2000, anexo 5692 o al correo anfiteatrosderecho@pucp.edu.pe

 

Reseña de Monseñor José Dammert Bellido

Nació en Lima el 20 de agosto de 1917. Estudió en Italia, de 1934 a 1938, en las Universidades de Pavía y Roma, obteniendo el grado de Doctor en Jurisprudencia. Al volver al Perú en 1939 asume la Secretaría General de la Universidad Católica al tiempo que es profesor de Derecho Romano, Canónico e Historia de la Iglesia.

En marzo de 1941 inició su formación sacerdotal en el seminario de Santo Toribio ordenándose el 21 de diciembre 1946. Entre 1952 y 1958 ejerció el Vicerrectorado de la Universidad Católica. En el trabajo cotidiano Mons. Dammert se identificó con la evolución de nuestra casa de estudios y conoció de cerca los afanes y aspiraciones de la aún pequeña comunidad universitaria liderada por el Rector y fundador Padre Jorge Dinthilac SS.CC.

Una etapa se abrió al padre José Dammert Bellido al ser consagrado Obispo Auxiliar de Lima en 1958. En 1961 el papa Juan XXIII lo trasladó a la Diócesis de Cajamarca donde sirvió de 1962 a 1992. Su paso por esta Diócesis no solo cambió el rumbo pastoral, sino que la vida y la cultura cajamarquina fueron enriquecidas. Su sencillez siempre llamó la atención. Consiguió del Papa que los catequistas campesinos obtuviesen licencia para bautizar, dar la comunión, presidir matrimonios y dar la unción a los enfermos. Monseñor buscó una Iglesia más fiel al evangelio y por ese motivo prefirió utilizar los escasos fondos disponibles en obras para combatir la pobreza, en lugar de la construcción de dos nuevas torres para la Catedral de Cajamarca.

Monseñor fue un hombre de oración y en ella encontraba la fuerza y el aliento para su compromiso infatigable con el campesinado de Cajamarca. Con su pueblo compartía sus penas y tristezas, y sus goces y esperanzas.

Le tocó presidir la Conferencia Episcopal Peruana en los difíciles años de la violencia (1990-1992): de esa época datan las cartas Pastorales para todo el Perú alentando a su pueblo en la construcción de la Paz.

En 1992 fue designado Profesor Emérito del Departamento académico de Derecho. Participó en 1984 en la Asamblea Universitaria que aprobó los nuevos estatutos de la Universidad -concordándolos con la nueva Ley Universitaria- defendiendo el trabajo pastoral que nos identifica como católicos, así como la autonomía académica de la universidad. Al mismo tiempo que el compromiso de dialogo con la teología y con el mensaje social de la iglesia, la convocatoria plural a todo peruano que demuestre su capacidad, sin discriminaciones sociales y económicas que atentarían contra nuestra propia naturaleza de servicio.

Falleció el 10 de diciembre de 2008 cuando se celebraban los 40 años de la segunda Conferencia Episcopal Latinoamericana de Medellín, en la cual Monseñor Dammert participó intensamente y en donde la pobreza, la violencia y la injusticia institucionalizada y el anhelo de paz de nuestros pueblos fueron temas centrales de discusión. Su acción pastoral se destacó por su preocupación en la inserción eclesial de los laicos, así como en impulsar los proyectos socio-pastorales en la opción preferencial por los pobres. Monseñor José Dammert Bellido sigue viviendo en la mente y en los corazones de todos los que hemos tenido el privilegio de conocerlo. Su ejemplo nos alienta a continuar trabajando infatigablemente en la tarea universitaria al servicio del Perú.

Déjanos tus datos para mantenerte informado:
Informes e inscripciones

Facultad de Derecho

Teléfono 626-2000