Estudiantes de nuestra Facultad ganan competencia regional de Derecho Internacional Humanitario

Derecho internacional
jueves 28 de octubre del 2021
207 comentario0

El equipo de estudiantes de la Facultad de Derecho conformado por Diana Manrique, Claudia Caballero y Francisco Matallana ganó el primer lugar en la Competencia Universitaria sobre Derecho Internacional Humanitario “Manuel Muñoz Borrero”. La selección del equipo estuvo bajo la dirección de la profesora Michelle Reyes y el entrenamiento estuvo a cargo de Carmela García, junto con el apoyo de otros ex-participantes en concursos similares.

Los días 16, 17, 23 y 24 de octubre de este año, en modalidad virtual, se llevó a cabo el Concurso Regional de Derecho Internacional Humanitario “Manuel Muñoz Borrero” y fue organizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Cruz Roja Ecuatoriana, y el Comité para la Investigación y Fomento de Estudios Humanitarios (CIFEH).

En dicho marco, las estudiantes de la Facultad de Derecho de la PUCP Diana Manrique, Claudia Caballero y Francisco Matallana obtuvieron el primer lugar en la VII edición de esta reconocida competencia, en la que participaron 10 equipos provenientes de 3 países de la región. Asimismo, Francisco Matallana recibió el premio al mejor orador del concurso.

La selección del equipo estuvo bajo la dirección de Michelle Reyes, profesora ordinaria en la Facultad de Derecho, y el entrenamiento estuvo a cargo de Carmela García, adjunta del curso de Derecho Internacional Humanitario de la Facultad. Asimismo, la preparación del equipo se benefició del apoyo de ex estudiantes de la Facultad que han concursado en años anteriores en esta competencia: Jonatan Marces, Lucero Ibarra, Avecita Zapata, Alexandra Loaiza, Brenda Huamán y Cristhian Calderón.

¿En qué consistió el concurso?

La dinámica de este concurso se caracteriza por el debate oral inglés y juego de roles, a través de simulaciones de distintas situaciones que se presentaban en un caso hipotético de conflicto armado. En cada simulación, los y las participantes recibían nuevos hechos que debían analizar según el rol asignado. Así, el concurso contó con una etapa de rondas preliminares donde se enfrentaron los 10 equipos en diferentes simulaciones, semifinales en las que se enfrentaron los cuatro equipos que más destacaron en las preliminares, y una final que enfrentó a los dos mejores equipos de la competencia.

“Es sorprendente cómo con cada entrenamiento aprendimos cada vez más de Derecho Internacional Humanitario y estrategias de debate en inglés. Todo el tiempo mantuve en mente que la verdadera competencia era la que teníamos nosotros mismos respecto de nuestra presentación anterior. En suma, esfuerzo y trabajo en equipo hicieron posible este resultado”, señaló Diana Manrique.

Para Francisco Matallana, el concurso ofreció una experiencia única para sacar el derecho de los libros y explorar distintas perspectivas en torno a la problemática de los conflictos armados.

“Sin duda alguna el aspecto más divertido para mí fue personificar algunas de las partes involucradas en las distintas controversias que surgen en la evolución de un caso de DIH. De Vestirme y actuar como General de las fuerzas armadas de un estado a representar a la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja de la región, poder debatir desde diferentes puntos de vista y con diferentes objetivos me enseñó mucho más de lo que podría aprender leyendo de un libro.”, indicó.

Por su parte, para la entrenadora Carmela García esta edición fue una experiencia distinta a la que se enfrentó en el 2016 en la Competencia de Derecho Internacional Humanitario Jean Pictet, cuyo formato inspiró el Concurso Manuel Muñoz Borrero, cuando su equipo fue semifinalista, así como a sus experiencias previas como entrenadora de los equipos que participaron – y obtuvieron el primer lugar – en la V edición del Concurso Manuel Muñoz Borrero y la I edición del Concurso Iberoamericano de Derecho Internacional Humanitario en 2019. Considera que la modalidad virtual añade desafíos adicionales en la preparación y desempeño del equipo.

“Se trata de un concurso muy dinámico porque cada test es distinto al anterior, tanto respecto a los hechos que se discuten como la postura que debe defenderse, por lo que es un orgullo ver cómo el equipo va mejorando su capacidad de análisis, argumentación y role play conforme progresan el entrenamiento. Además, la realización del concurso en la plataforma Zoom representa un reto adicional pues deben desarrollar también sus habilidades de comunicación virtual – desde cómo posicionar la cámara, la postura adecuada y el uso de las manos en el discurso – y apoyarse de herramientas como el fondo de pantalla para reforzar el rol que representan”, señaló García.

La modalidad virtual del concurso, comenta Claudia Caballero, también permitió que el equipo pueda balancear su participación con otras responsabilidades académicas:

“Algo positivo que trajo la virtualidad es que me abrió la posibilidad de participar en un evento como este sin dejar de lado mis clases y otras responsabilidades. Este concurso se realizó los sábados y domingos de dos semanas consecutivas, habría sido difícil para mí acomodarme a esas fechas y al mismo tiempo ir a la universidad y a otras clases extracurriculares. Por ello, a pesar de que me habría encantado que este evento se realice presencialmente, yo considero que haberlo hecho de manera remota ha sido una gran ventaja”.

DEJA UN COMENTARIO