Participación de estudiantes FAE en el 1er Encuentro Nacional de la Red de Estudiantes de Educación

Del 07 al 10 de diciembre se desarrolló el Primer Encuentro Nacional de la Red de Estudiantes de Educación: El rol docente frente a los nuevos desafíos organizado por el Ministerio de Educación. La red está formada por más de 4000 estudiantes de Educación y en el Encuentro participaron estudiantes de universidades, escuelas e institutos educación superior.
Estudiantes de la Facultad de Educación PUCP formaron parte del evento presentando proyectos, investigaciones u organizando los talleres que se presentaron. A continuación,  algunas de ellas nos cuentan su experiencia, motivación y aprendizajes:


Madeleyne Silvia Castillo Quispe

Liderar talleres dirigidos a docentes junto a mis demás compañeras de la Universidad fue una experiencia totalmente nueva, significativa y llena de aprendizajes, no solo a nivel profesional, sino también personal, pues me permitió reconocer mis fortalezas y debilidades en el diseño, planificación y ejecución de la misma. Asimismo, puedo afirmar que desarrollar talleres a docentes no es tan simple como parece, pues es fruto de varios días de planificación, coordinación, conversaciones, acuerdos, y sobre todo trabajo en equipo. Todo este trabajo con la finalidad de cumplir nuestro objetivo, el cual era que los docentes de los niveles de educación inicial, primaria y secundaria logren emplear recursos digitales y conozcan estrategias de retroalimentación para una educación no presencial.

Por otra parte, en los dos talleres que lideré, los cuales fueron dirigidos a docentes del nivel primaria, me encontraba muy nerviosa, ocurrieron algunos problemas de conexión a internet y el tiempo resultó ser muy corto para lo previsto. Pese a estos problemas, logré desarrollar todos los objetivos planteados, brindé una explicación detallada y amena sobre los temas propuestos y se otorgó un tiempo prudente para que los docentes puedan participar del mismo y no sea solo una mera explicación, sino que puedan manifestarnos sus dudas, comentarios y/o sugerencias sobre el contenido propuesto. Por todo ello, se consiguió culminar de manera satisfactoria los talleres, tanto para los docentes como para mí. Al final del taller, fue muy confortable que todos los docentes se mostraran agradecidos, algunos de ellos expresaron de manera declarativa sus gratitudes y otros lo hicieron por el grupo de WhatsApp que se había creado. Sin duda fue una experiencia maravillosa desde principio a fin, la cual me gustaría volver a repetir más adelante, y seguiré preparándome para oportunidades similares que se me presenten en un futuro.


Dhayana Jinés Abregu

“Educación Ambiental: Creación de espacios verdes en el hogar para niños de 4 años a través de sesiones virtuales”

Esta investigación acción surgió en el marco de esta emergencia sanitaria, pues las familias estaban en sus hogares y durante mis prácticas preprofesionales mis alumnos de 4 años me preguntaban ¿cómo podemos ayudar al país en estas épocas de covid-19?, entonces se me ocurrió crear un proyecto ambiental, donde ellos y sus familias sean los protagonistas. Además, durante este tiempo estaban en casa sin salir, podían cuidar y dedicarse a sembrar plantas (hortalizas) que les beneficiaría a ellos y así ayudar al planeta. Esta investigación busca promover la educación ambiental en los niños de 4 años a través de espacios verdes que han creado dentro del hogar. De esta manera, ellos van construyendo su sensibilidad en relación al medio natural que los rodea. Se fortalece su aprendizaje a partir de la interacción de seres vivos, como plantas, insectos, entre otros. Además, la primera infancia es una etapa crucial donde los niños se desarrollan de manera emocional, física, social y cognitiva e incrementan la capacidad de investigar y analizar sobre aquello que los rodea. La educación ambiental ayuda a formar la capacidad crítica e integral en nuestra sociedad sobre el planeta. Por último, el proyecto genera un gran impacto en las familias, sobre todo en los niños, ya que tendrán más conciencia ambiental, empatía por aquello que los rodea y están ayudando a reducir la contaminación ambiental.


Jannett Patricia Alarcon Yaya

Participar en el 1er Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación, realizado por el Ministerio de Educación, significo una experiencia de aprendizaje muy enriquecedora, porque a través de ese espacio, docentes y estudiantes de educación, intercambiamos diversas prácticas pedagógicas innovadoras, que fueron motivo para reflexionar sobre nuestro rol docente en este tiempo de pandemia y alentaron el deseo de mejorar día a día nuestro quehacer docente, a fin de responder asertivamente a este nuevo contexto, con una educación de calidad para todos los niños y niñas. Asimismo, fue un espacio para conocer más acerca de la Carrera Pública Magisterial, que es sin duda alguna es la aspiración de todos los que ejercemos la docencia. Con toda seguridad, este Encuentro es el punto de partida para que docentes en formación y en ejercicio aprendamos juntos con miras a lograr mejores resultados en nuestra práctica pedagógica.

Marinoly Mendoza Enciso

Mi nombre es Marinoly Mendoza Enciso y asumí el rol de coordinadora en la realización del taller “Herramientas digitales y estrategias de retroalimentación para una educación no presencial”. Mi principal motivación fue compartir los conocimientos adquiridos durante mi formación inicial respecto a las herramientas tecnológicas, reconociendo su trascendencia en la coyuntura actual, ya que muchos docentes asumieron valientemente aventurarse a un mar (la educación no presencial) sin los remos adecuados (conocimientos suficientes en TIC). Esta experiencia se dio en el contexto de mis prácticas pre-profesionales 2020-I en un colegio público, considero que el mejor lugar para aportar con tus conocimientos, siempre será tu contexto más cercano, no obstante, siempre con la visión de ampliar el campo de acción. El taller ha significado un compartir de conocimientos, ya que no solo de trata de aproximarse a la institución con lo que sabes, sino con la disposición de aprender de ellos, pues la gran experiencia de los docentes de aula es muy valiosa y enriquecedora para mí como docente en formación.

Mi experiencia ha sido sumamente gratificante, ya que organizar un equipo para compartir nuestros conocimientos y hacer que sean útiles para otros docentes, es la mejor manera de reflejar nuestro compromiso con la educación. Asimismo, es motivador saber que con nuestras acciones formamos una cadena de efectos positivos, ya que la mejora de la educación en las aulas empieza en la formación de los docentes (entre otros factores), y para mí ha significado una responsabilidad y compromiso contribuir, en la medida de mis posibilidades, a esa formación. De todas, formas siempre hay mucho por aprender; no obstante, tengo la esperanza de que lo poco que hayamos podido brindar a los docentes, los impulse a seguir aprendiendo y formándose para ser docentes de calidad y que ello se refleje en su labor con los niños y niñas del país, esa es la mejor recompensa.

 

Sandra Ccahuana Oros

“Responsabilidad social universitaria en tiempos de COVID-19”

La coyuntura actual requiere de ciudadanos responsables y comprometidos con las necesidades colectivas. Desde esa mirada, se reconoce el rol de las universidades, y específicamente, la relevancia que tiene la responsabilidad social universitaria, la cual puede comprenderse al reconocer que la relación entre la universidad y la sociedad debe tener como fin último el satisfacer las necesidades de desarrollo del país. En ese contexto, tuvimos la gran oportunidad de asumir un rol activo de estudiantes universitarias, que no se quedan al margen de lo que acontece en la sociedad, sino más bien, se involucran en ella. La experiencia nos permitió poner en práctica nuestras competencias y capacidades en beneficio de la comunidad educativa a partir de dos talleres dirigidos a docentes de la I.E. “General Roque Sáenz Peña”. Para mayores detalles, a continuación mencionaré el antes, durante y después de la experiencia mencionada.

Por un lado, el diseñar ambos talleres requirió de reconocer la importancia de brindar una congruencia entre el diseño de las experiencias de aprendizaje y las particularidades de los adultos profesionales. Para ello, fue necesario identificar el perfil de los y las docentes, sus motivaciones e intereses, los retos que se presentan en su práctica pedagógica,  el enfoque basado en competencias, entre otros aspectos. Considerando lo expuesto, tomamos la decisión de organizar a los y las docentes en tres grupos según el nivel en el que se desempeñan (inicial, primaria y secundaria) y la autopercepción en el dominio de herramientas TICs (básico, intermedio y avanzado).

Por otro lado, al desarrollar los talleres tuvimos presente el diseño elaborado y la relevancia de incentivar un aprendizaje activo y crítico-reflexivo. Teniendo en cuenta ello, acompañamos el proceso considerando el objetivo general y los objetivos específicos del taller, así como los comentarios de los y las docentes a lo largo de las actividades propuestas. Adicionalmente a ello, dimos énfasis en generar un ambiente de confianza que permita que se puedan exteriorizar las dudas o interrogantes tanto al socializar las bases teóricas como al brindar un espacio para poner en práctica las herramientas tecnológicas aprendidas.  

Por último, acondicionamos un espacio para verbalizar nuestras impresiones sobre la experiencia. Además, elaboramos una encuesta para recoger las opiniones y apreciaciones de los y las docentes sobre los talleres presentados. En base a ello, satisfactoriamente reconocimos que la experiencia había sido significativa para el equipo, y que los y las docentes destacaban que sus expectativas habían sido satisfechas. En añadidura a ello, fue reconfortante reconocer que contribuimos al empoderamiento de los y las docentes en el uso de herramientas digitales, y sobre todo, reconocer que nuestras acciones generarán un efecto multiplicador en la comunidad educativa.

En conclusión, la experiencia mencionada, no solo fue una oportunidad de asumir un rol activo como estudiantes universitarias, sino también nos permitió fortalecer nuestras competencias y capacidades, y seguir aprendiendo sobre el fenómeno educativo. Algunos de los aprendizajes que destaco son: la importancia de escuchar, recoger y valorar la voz del docente; lo crucial que es visibilizar las creencias y concepciones, con el propósito de hacer evidente los pensamientos que los y las docentes tienen respecto a todo lo que está a su alrededor; y la relevancia de promover un acompañamiento crítico, reflexivo y colaborativo, el cual permita incentivar la autonomía progresiva de los y las docentes, y habituar la reflexión continua. Finalmente, agradezco una vez más la oportunidad y ratifico la posibilidad de ser agentes de cambio que contribuyan con el bienestar social.

COMPARTIR VÍA:

DEJA UN COMENTARIO

Nombre:
Correo Electrónico:
Mensaje: