El propósito del Sistema de Gestión de Calidad de la carrera es evaluar y mejorar continuamente nuestra propuesta formativa adaptándola a los cambios en el mundo de las organizaciones y la sociedad. Ello se logra a través de la articulación de tres macroprocesos cíclicos que se llevan a cabo cada semestre: el diseño, la implementación y la evaluación. Dentro de cada uno de ellos se identifican productos y procesos específicos que facilitan el recojo de información y la toma de decisiones en favor de la mejora continua de la experiencia de aprendizaje.