Donde hay alguien de la PUCP, hay una sede | Santiago Cueto

Nota de prensa
14/05/2022

Santiago Cueto Caballero es PhD en Psicología, Director Ejecutivo e Investigador Principal de GRADE, desde donde es representante por el Perú del estudio internacional Niños del Milenio. Adicionalmente es profesor principal de Psicología de la PUCP.

“Mi familia y yo tenemos una larga tradición de vínculos con la PUCP. Mi padre, Carlos Cueto, fue profesor en algún momento, mi madre Lily Caballero ha colaborado varias veces en cursos y con mis hermanos, Alonso, Marcos y yo hemos sido estudiantes graduados de la PUCP y nos hemos mantenido siempre vinculados. Mi hermano Alonso y yo, como profesores actualmente y mi hermano Marcos, a través de vínculos académicos, tenemos vínculos todos y por supuesto, yo muy fuertes con la PUCP en mucho tiempo. Mis dos hijos mayores han estudiado en la PUCP, mi primer hijo estudió Psicología, mi segunda hija estudió Filosofía- como mi padre- y mi tercera hija de quince años, aún estamos viendo si se inclina por la PUCP, aún lo está analizando, aunque yo creo que sí se inclinará por la Católica”.

Además, nos cuenta que tuvo la oportunidad de estudiar en la Universidad de Indiana en Estados Unidos debido a una beca que obtuvo gracias a un convenio de intercambio de la PUCP y recuerda que, cuando tenía que viajar, le pidieron que firmara un documento que decía que se comprometía a volver a la PUCP para ser docente pero que ese documento nunca llegó a sus manos; sin embargo, a pesar de no haber firmado ese compromiso, siempre se ha mantenido como docente en la PUCP y eso es algo que le hace sentir mucha satisfacción.

“Se siente una gran responsabilidad y al mismo tiempo, se siente un gran honor ser un representante PUCP. Yo creo que, en diferentes campos, como universidad, la PUCP es un modelo al que se puede aspirar. Constantemente hay intentos de mejora y esto lo hace sentirse a uno parte de una comunidad viva que aspira, que busca siempre ser la mejor.

En diferentes encuentros nacionales e internacionales, he coincidido con diversos representantes de la PUCP y siempre tenemos cosas para compartir. Muchas de las personas que hemos estudiado en la PUCP y que yo mantengo ahora como amigos, hemos tenido la fortuna de hacer estudios de maestrías o doctorados en el extranjero, y eso nos hermana. De alguna forma, cuando nos encontramos en eventos nacionales o internacionales, uno siente que efectivamente lleva el corazón de la PUCP como estandarte “, menciona el Dr. Cueto.

De su época de estudiante, recuerda que le gustaba recorrer la Universidad de un lado para otro, desde las huacas que se encuentran cerca a Plaza San Miguel hasta las ruinas que colindan con el Parque de las Leyendas.

“Y bueno, todo esto ha ido cambiando y modernizándose, ¿no?. Ahora que estoy como profesor, me encantan los dos espacios que se han ido generando, como por ejemplo, TINKUY, que es un gran sitio para comer o beber algo y sentarse en una mesa y leer, pensar y disfrutar de toda la alegría del ambiente que uno percibe entre estudiantes y docentes que se encuentran ahí. Y estas son las nociones de la juventud que uno va a percibiendo y lo hace a uno sentirse más vital y motivado para seguir siendo parte de la Comunidad”.

Además, el Dr. Cueto siente un profundo agradecimiento a todos los docentes que lo formaron y prepararon para poder enfrentarse a los retos académicos y profesionales que llegaron a lo largo de su vida.

“Agradezco a los estupendos docentes que yo tuve en la PUCP y que me prepararon para iniciar mis estudios en el extranjero. Todo lo que había aprendido en la PUCP me fue muy útil.”

El Dr. Santiago también nos comparte una anécdota que sucedió cuando se inició como docente.

“Cuando empecé a enseñar en los 80’S, empezamos a llevar algunos cursos sobre análisis cuantitativos y me acuerdo que empezamos a usar el programa que hasta ahora se usa, el SPSS, y de pronto, teníamos que llenar unas tarjetas para hacer algunos comandos, muy básicos, y había que dejarlos en un centro de cómputo en Ciencias Sociales; entonces, ellos con estos datos, corrían el análisis que uno había pedido pero si uno se había equivocado omitiendo o añadiendo un espacio que uno no debiera de los comandos, ya no corría y de eso uno se enteraba al día siguiente. , entonces, uno tenía que volver para ver los resultados. Estamos hablando pues de hace 35 años aproximadamente. Me parece tan alucinante ahora estar comunicándonos de manera virtual, por ejemplo, y poder correr ahora eso que hacíamos con esas tarjetas desde casi cualquier equipo, casi cualquier computadora, pero lo que van a anécdota, esa que no era fácil en esa época contar con esos análisis estadísticos y la PUCP siempre se ha preocupado de estar a la vanguardia en este tipo de herramientas que le permitirán a uno mayor facilidad para el análisis, para el trabajo académico. Recuerdo que en esa época también había que revisar unos tomos muy grandes de Abstract en Psicología, resúmenes en psicología para ver los artículos que le gustaban. Uno se pasaba horas y en cambio ahora hay, en fin, Google Academic y todo tipo de buscadores para poder hacer la vida más fácil de las personas. Pero de nuevo en la PUCP, uno encontraba en los diferentes momentos, lo que necesita para poder llevar adelante el trabajo académico”, nos relata.

Finalmente, nos deja un mensaje para los postulantes y estudiantes de Psicología PUCP.

“Que tengan los ojos, la mente y el corazón abierto a todas las oportunidades que se ofrecen en una experiencia magnífica como la del Campus Universitario. La vida universitaria no solo es en el campo, sino que ahora es una vida virtual. Yo recuerdo con mucho cariño, por ejemplo, los jueves culturales en donde habían recitales de poesía, invitados de alguna universidad, eventos académicos, música, etc. Lo que quiero decir, es que uno no va a la universidad como una escuela técnica para aprender un cierto oficio, sino para adquirir una perspectiva mayor de la Universidad. Y si uno está abierto a este tipo de experiencias, yo creo que va a sacarle el máximo provecho a la Universidad”.

Gracias a Santiago y a más ejemplos de nuestra #ComunidadPUCP, aprendimos en estos 105 años que eres grande cuando haces algo grande por los demás y por ti mismo.

El conocimiento está de fiesta. #SéGrande #105PUCP

DEJA UN COMENTARIO

UBICACIÓN Y CONTACTO

Av. Universitaria 1801, San Miguel, 15088, Lima - Perú

Teléfono: (+511) 626-2000 anexo 4560, 4561, 4702, 4586 (Decanato)

Razón Social: PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DEL PERU
RUC: 20155945860

© - Todos los derechos reservados